Así como la tecnología avanza, se desarrolla y llegan al mercado productos impensados, el consumidor también va modificando sus maneras de comprar, debido a la gran oferta a la que se ve expuesto y a las diversas posibilidades de compra que tiene. 

De acuerdo con un reporte de Janet Stilson, el showrooming describe a los consumidores que compran online, luego de haber visitado las tiendas. Es una tendencia más conocida que ya habíamos analizado. Menos conocida, el webrooming se refiere a aquellos consumidores que investigan el producto online y luego van a la tienda a realizar la compra.

Según un informe de Merchant Warehouse, el 69% de las personas entre 18 y 36 años que tienen un smartphone, hicieron webrooming, mientras que sólo el 50% hicieron showrooming. En el rango de 37 a 48 años, en cambio, el 71%% investigaron los productos online para terminar comprándolos en la tienda mientras que el 53% hizo el proceso contrario.

Sucharita Mulpuru, vp y analista principal de Forrester Research, estima que las ventas por webrooming ascenderán a US$ 1,8 trillones para 2017, en comparación con los US$ 1,2 trillones de 2012. En cambio, las ventas por e-commerce ascenderían a US$370 billones para 2017.

El informe de Merchant Warehouse añade que el 36% de los consumidores con smartphones, quieren que las tiendas igualen el precio online. Los retailers deberían comenzar a hacerlo y proporcionar, también, un mejor servicio al cliente.

Chris Wuhrer, svp de strategic initiatives y product marketing de