stream

¿Qué es lo que Instagram, BuzzFeed y Yahoo tienen en común? Que todos son parte de la revolución del contenido a través de la cual los anuncios no se encuentran estáticos, sino que fluyen en una corriente de alimentación continua, conocida como stream. De acuerdo con una nota publicada en Marketing Land, esta nueva tendencia es tal vez una de las mayores revoluciones en marcha ya que está transformando el mundo editorial y publicitario.

Algunos ejemplos de esta nueva modalidad de presentación incluyen a Twitter, Instagram o Facebook en los que la información va apareciendo de manera constante hacia sus usuarios. Aunque sean conocidos mayormente por su condición de redes sociales, al considerarlos como productos stream es posible ver cómo esta tendencia va ganando terreno.

Los dispositivos móviles, con sus pantallas pequeñas en comparación con los monitores de escritorio, se han transformado en un caldo de cultivo para el desarrollo de este tipo de modalidad. El diseño móvil se caracteriza por ofrecer imagenes que se puedan visualizar con rapidez y esta justamente es la característica del stream.

En este contexto, muchos se animan a afirmar que la alguna vez codiciada página de inicio ha muerto como consecuencia de la aparición de lo social. Sin embargo, otros sostienen que justamente su sobrevida reside en que se ha transformado en un soporte para la actualización de información en movimiento.

Tomando como ejemplo el producto de Yahoo, “Gemini”, este cuenta con dos opciones de distribución de anuncios, uno de búsqueda móvil y otro de anuncios nativos dentro de la red Yahoo. Los anuncios de búsqueda son cortos y se caracterizan por ser poco creativos, mientras que las publicidades nativas pueden ser adjuntadas a casi cualquier material y cuentan con un amplio rango de opciones de diseño. Básicamente, este producto de Yahoo ofrece una forma centralizada de colocar anuncios de búsqueda y Stream.

Otra de las empresas que mejor parece entender la importancia del concepto de Stream es Google. La empresa inclusive ha puesto un ejecutivo a cargo de este tema.

Dentro de los que consideran que las páginas de inicio son absolutamente obsoletas, hay algunos que se preguntan si los propios sitios web siguen siendo necesarios.

Danny Sullivan, editor de Marketing Land afirm