En una reciente nota publicada en el sitio de HubSpot, Corey Eridon, Inbound Marketing Manager afirma que un poco de negatividad en el marketing puede traer resultados positivos. “A veces nos despertamos  sin optimismo y esa energía bien canalizada puede llegar a traer buenas ideas para nuestras estrategias de comercialización”, asegura Eridon, quien propone siete grandes oportunidades de ser negativo en el marketing.

1) Apuntar al “No Target”.

Es sabido que hay personas que quedan excluidas de las estrategias de marketing. Cada empresa sabe quiénes son  aquellos que no son ni serán clientes, ya sea porque no tienen el presupuesto, porque no les interesa lo que la compañía ofrece o bien porque son fans del contenido de la empresa pero no pretenden acceder a lo que ofrece.
En este caso, Eridon propone identificar quiénes son estas personas para asegurarse de  1) dejar de crear contenido que atraiga a las personas equivocadas, o 2) dejar que sigan leyendo y participando simplemente para expandir su alcance.

2) Aprovechar la exclusividad

Aquello que es difícil de obtener, suele ser más atractivo. Esto puede convertirse en una efectiva estrategia de ventas. Por ejemplo, se le puede decir a los clientes que cuentan con tiempos limitados para acceder a determinada oferta o que la misma será sólo para los primeros 10 que respondan determinada consigna en las redes sociales. Otra ingeniosa idea consiste en lanzar una campaña donde se le solicite a los seguidores que se anoten  en cierto listado, pero sin decirles para qué o publicar que un producto está casi agotado. Es posible que muchas ventas se pierdan pero quienes accedan se van a sentir “súper VIP”.

3) El poder de los títulos negativos

Cualquiera que escriba contenidos sabe que no es recomendable incluir términos negativos en un titular. Esta “regla de oro” supone que genera sentimientos contrarios en el público potencial. En este caso, la experta