Todos los días nos preguntamos cómo potenciar los informes estadísticos y modelos predictivos. ¿Pero nos preguntamos con la misma frecuencia cómo crear los atributos del futuro?

En la industria de crédito y cobranzas, las tendencias indican que las soluciones analíticas permitirán tomar decisiones crediticias. Si compráramos un boleto para viajar algunas décadas atrás, notaríamos que parecía imposible que la publicidad tradicional migrara parte de su presupuesto a internet. Hoy es un hecho.

Hagamos, ahora, una escala breve en el futuro y observemos: parece extraño, pero las instituciones financieras recolectan información de las redes sociales para la toma de decisiones. Un hombre acaba de publicar “¡Qué aburrido estoy de mi auto!” en su cuenta de Twitter y eso generó, automáticamente, una oferta de un crédito prendario. Tomemos ese dato y volvamos.

No nos podemos quedar en el asombro de lo que está por venir, tenemos que accionar para adelantarnos a lo que será tendencia mañana. La inmediatez, en las nuevas generaciones, manda y para ser efectivos necesitamos mucha tecnología e inteligencia aplicada.