Si convenimos en que una de las premisas centrales del marketing es crear experiencias, estaremos de acuerdo en no perder de vistas como evolucionan las diferentes tecnologías de realidad aumentada (AR). Pese a la incertidumbre que plantea su aplicación a a la comercialización de productos, gigantes como Hewlett Packard, Qualcomm, Canon y Google comienzan a dar el puntapié inicial. En este post, te comentamos las principales tendencias en el tema.

La definición de realidad aumentada es difícil de abordar. “Tenemos que pensar a la realidad aumentada como una plataforma que hace uso de múltiples y diferentes tecnologías para generar una nueva forma de interactuar con el mundo que nos rodea”, sintetizó John Jackson, analista de IDC en un reciente artículo.

La realidad aumentada combina software y hardware, tales como sensores que permiten a los usuarios ver imágenes o información sobre productos o áreas de interés adicionales en el mismo instante. AR (por sus siglas en inglés) puede ser incluida en teléfonos inteligentes, cámaras, dispositivos de GPS, sombreros o gafas especiales.