El título de este post no es una cita de un chico de tres años, sino una instantánea de nuestro pensamiento cada vez que usamos un motor de búsqueda o aplicación móvil para buscar algo que necesitamos.

Cuando un usuario rastrea algo en internet a través de su smartphone, definitivamente no desea esperar. Lejos de ser un problema, en un entorno de tanta competencia, esto es una gran oportunidad para quienes cuenten con estrategias que consideren estos aspectos.

Y para quienes recién empezaban a indagar en el tema de los motores de búsquedas tradicionales, el auge de la telefonía móvil obliga a repensar dichas tácticas.  ¿Cómo?

Para evitar el laborioso proceso de escribir una cons