Si te preguntas por qué el área de marketing está  convencida de que el correo electrónico es efectivo, la explicación es simple: funciona. El email marketing sigue siendo una manera primordial para adquirir clientes y fidelizarlos. Se estima que la velocidad de apertura de los e-mails es menor a la de las redes social