header

La publicidad en videos online de YouTube ha dado mucho de qué hablar. A diferencia de otro tipo de publicidades digitales, los videos tienen gran potencial debido al recurso audiovisual y a la predisposición del usuario para ver videos; por el contrario, a veces pueden ser intrusivas y resultar molestas para los usuarios.

Pautar o no pautar es ahora la cuestión. A continuación te contaremos algunas cifras que podrían orientarte a tomar la decisión correcta. Comencemos por los pros…

PROS

Es un hecho que la red social YouTube se encuentra en crecimiento. Eso quiere decir que cada vez más usuarios visualizan videos cada día. Un reciente estudio de Nielsen a fines del 2014 señala que la cantidad de tiempo que los usuarios dedican a mirar videos en internet creció en un año 38.5%, y en YouTube un 50%. Además, cada vez hay más opciones para ver contenidos audiovisuales on demand y online por lo que gran parte del público televisivo comienza a migrar hacia los medios digitales.

Por otra parte, el impacto potencial de un video es mayor que otro formato digital debido a la estimulación de ambo sentidos, vista y oído. Esta es la razón por la que muchas marcas eligen hacer publicidad de videos y causar un mayor impacto y una fuerte recordación.

Según recientes estudios de Google, en YouTube el 50% de las vistas provienen de dispositivos móviles, y queda demostrado que los millennials son dos veces más propensos a concentrarse mientras miran un video desde el móvil que desde la televisión. Además, es más probable que los usuarios compartan el contenido desde su smartphone y se sientan más conectados sentimentalmente con la marca que desde el escritorio.

Otro estudio, realizado por Murdoch University, RMIT University y el Disney Media & Advertising Lab en Austin, señala que la cantidad ideal de anuncios es de 6 con duración de 30 segundos cada uno por hora, es decir, 3 minutos por hora. Esta cifra es considerada adecuada para la recordación del producto, aunque se recomienda que no se expongan uno tras otro, porque supera la tolerancia de los usuarios, que es en promedio aproximadamente entre 1,87 y 2,16. El estudio indica que si se llegase a los 10 anuncios de 30 segundos por hora sería percibido por el público como publicidad intrusivo.

Otro dato relevante es que los usuarios son más tolerantes a ver anuncios que aparecen al finalizar el video que se propusieron ver que los que impresionan antes o durante la visualización del video. Sin embargo, es menos frecuente que terminen de ver un anuncio que se encuentra luego del video que en los otros dos casos.

Finalmente, es destacable el hecho de que los videos en internet son más económicos y segmentados que en medios como la telev