Amazon Echo

Para los que no lo conocen todavía, el dispositivo Amazon Echo no es un teléfono, ni una tableta, ni un parlante. Se trata de un altavoz, pero no de uno cualquiera. Este aparato, que será comercializado por Amazon a un valor de 199 dólares, no sólo es capaz de reproducir música sino que funciona como un asistente virtual para toda la casa. De esta manera es como si las paredes tuvieran oídos, casi literalmente, ya que este dispositivo está escuchando.

Se espera que este revolucionario aparato, tal vez el más novedoso de la historia de la empresa, transforme la manera en la que las personas interactúan con los medios de comunicación, electrodomésticos e incluso entre sí. De acuerdo con lo que sostiene David Bercowitz, CMO de MRY, en una reciente publicación de Adage.com, es en ese momento donde las marcas hacen su entrada triunfal.

Amazon Echo es un cilindro negro, de nueve pulgadas de alto, de dimensiones similares al de un rollo de papel de cocina, un poco más delgado. Basta con  conectarlo, sincronizar con un dispositivo móvil a través de wifi o Bluetooth para que pueda conectarse a una red inalámbrica, y se escuchará de fondo su nombre (Alexa o Amazon son las únicas opciones hasta ahora). Después de que alguien en la sala dice “Alexa”, un anillo que rodea la parte superior del aparato se ilumina con una luz azul, y espera comandos.

Entre sus funciones más útiles, se le puede consultar el “tiempo” para un informe local o pronóstico de viaje; o añadir elementos a una lista de compras diciendo por ejemplo “Comprar pañales” o “tocar rock clásico” para escuchar canciones de Amazon o reproducir música de su propia biblioteca almacenada. También puede buscar información sobre los hechos en sitios como Wikipedia, establecer un temporizador, crear recordatorios y responder a otras solicitudes.

El reconocimiento de voz funciona de manera impresionante aunque todavía tiene detalles a mejorar como el uso de los comandos. Todo eso, sin embargo, irá mejorando a medida que se actualice el software.

Hoy en día las características son básicas pero sin dudas el potencial es mucho mayor. Es fácil imaginar un futuro cercano donde Echo pueda responder a las preguntas tales como: “Por favor apagar las luces y bajar el termostato unos pocos grados;” “¿Qué artículos de mi lista de compras están a la venta?;” “Agregar los ingredientes que necesito para hacer un pastel de cumpleaños de chocolate en mi carro y entregarlos a las 5 pm;&#