En los comienzos al marketing relacional se lo definió como una modalidad del marketing desarrollada a partir de campañas de respuesta directa orientadas más que nada a conseguir la satisfacción y la retención del cliente.

Si tenemos que mencionar una característica distintiva del Relacional frente a otras prácticas del marketing podemos decir que reconoce el valor a largo plazo de las relaciones con los clientes, que se proyecta más allá de la comunicación promocional.

Con el crecimiento de Internet y las plataformas móviles el marketing relacional ha seguido evolucionando. Un camino que por supuesto también incluye a los nuevos canales de co