En la actualidad el 90% de las empresas estadounidenses están invirtiendo en Marketing social, sin embargo un informe recientemente elaborado por Econsultancy y Adobe reveló que el 60% de dichas empresas creen que el “engagement” es la única manera de medir el retorno de la inversión.

Por un lado, el hecho de centrarse unicamente en este tipo de métricas distrae a las empresas del objetivo principal de las redes sociales, que apunta a la construcción de relaciones y a cultivar el diálogo. A su vez, desde el marketing directo, creemos que existen otras formas de medir el desempeño en estos canales.

Hoy en día no hay duda de que Facebook, Twitter, y Pinterest son una gran herramienta para generar participación e interacción entre la marca y el público. Sin embargo, muchas veces representan una experiencia muy frustrante para los marketineros que dependen de los resultados otorgados por las métricas tradicionales en relación al ROI.

En este sentido, es posible afirmar que si bien las redes sociales son buenas herramientas para conseguir visibilidad, en términos mediciones de ROI dejan bastante que desear. De hecho, de acuerdo con un reciente estudio, sólo el 16 % de los marketineros son capaces de medir con precisión el impacto en los ingresos de sus acciones de marketing en redes sociales. Eso es particularmente desalentador para las marcas que desean incrementar sus esfuerzos en marketing social. Pero, ¿qué se puede hacer al respecto?

En este escenario, las marcas se preguntan por qué deben invertir en medios sociales y la respuesta es siempre la misma: todo el mundo lo está haciendo, así que tenés que hacerlo también. Este es uno de los muchos factores que han inhibido el crecimiento de la industria y el uso de tecnologí