Alguna vez se preguntó por qué la mayoría de los correos electrónicos ocultan las imágenes por defecto. La razón es simple: el famoso botón de “mostrar imágenes”, que fueron cargadas desde servidores de terceros. Por lo general, estos servidores son operados por la entidad que envió el e-mail. Es decir, no sólo se está recibiendo una imagen sino que está enviando información valiosa a las manos del remitente. ¿Querés saber más? Te lo contamos.

Recientemente, Google cambió sus disposiciones para alojar las imágenes en servidores propios y ahora algunos marketineros dedicados al correo afrontarán nuevos desafíos. El “gigante de Internet” dio un nuevo paso más en materia de correos electrónicos. Como amdia siempre te mantiene al tanto de las tendencias, te damos más información sobre lo que pasa en el mundo del email marketing.

No hay duda, las imágenes de los correos revelan mucho de los clientes. Los marketineros, por citar un ejemplo, reciben una idea aproximada de su ubicación a través de su dirección IP. Pueden también ver la referencia de la HTTP, es decir, la dirección de URL de la página que ha solicitado la imagen. Con datos de referencia, se puede incluso identificar de manera única cada correo electrónico que requirió las imágenes.

Todas las imágenes irán a parar en el caché de Google, es decir, dejarán de estar alojadas en el servidor de un tercero. Los marketineros ya no podrán obtener la misma información que tenían antes, pero tendrán otras ventajas. Los usuarios verán las i