Tu estrategia de publicidad, tus campañas de inbound marketing y hasta tu plan de ventas se basan en datos. Se han acumulado tantos gigas que recurrir a una Data Management Platform (DMP) parece la solución más lógica.

Sin embargo, si amplías tu visión y piensas en el largo plazo, puede que la DMP no sea la opción que más convenga al negocio.

¿Sabías que en 2022 podría desaparecer este software?