Hacemos una pausa para analizar detenidamente el mercado de la Publicidad Programática y tratar de entender su evolución y ver hacia dónde nos lleva.  Lo que es incuestionable, y queda claro en los debates de Enamorando al Consumidor, es que el marketing basado en datos ha llegado para quedarse y cada vez adquiere una mayor cuota y relevancia. No es cuestión de estar o no estar, sino de cómo estamos y cómo conseguimos que el consumidor se sienta más cómodo y seguro. La respuesta no es otra que la de ir hacia un mercado cada vez más transparente donde el consumidor tenga el control de sus datos online. 

 

En este sentido, la confianza del consumidor es uno de los activos más demandados por las marcas. La fidelidad se ha convertido en el bien más preciado y por eso hemos pasado a dar una importancia especial a la calidad. Aun así, el consumidor sigue siendo exigente con las empresas y su confianza depende de un fino hilo que se puede romper en cualquier momento. Esto obliga a las empresas a estar al pie del cañón de forma constante.

 

El mercado necesita y se apoya cada vez más en La Inteligencia Artificial (IA), por ejemplo,para analizar los más de 13 millones de anuncios que