Llegó el momento de empatizar con discursos, hábitos y comportamientos que la crisis aceleró, pero ya estaban latentes

ientras la pandemia parece dar algo de tregua, el terremoto de cambios en las vidas de las personas parece más digerido. Un año de enorme intensidad donde las marcas y los negocios tuvieron una primera etapa de acompañar ese shock inicial, sin embargo, hoy toca ver qué se puede capitalizar de todo aquello.

Así como la pandemia tiene fases, el comportamiento humano también. Hoy la gente está en la etapa en la que necesita seguir avanzando a pesar de los obstáculos. El consumo de las marcas es parte de esa sensación de liberación”, apunta Mariano Serkin, socio en la agencia Isla.

Julia Kaiser, directora de Estrategia y Contenido Editorial de Havas, señala que más que nunca hay que ver la publicidad como un servicio: “Y preguntarnos ¿qué estamos aportando con esto? ¿Estamos trayendo algo novedoso? ¿Estamos trayendo algo útil, interesante, entretenido?”.

Es interesante ver cómo el gran sacudón que dio el Covid-19 aceleró otros grandes cambios que ya atravesaba la sociedad: ¿Es posible sintonizar estas nuevas frecuencias para alcanzar más fácilmente al consumidor?