Los precios publicitarios en Facebook y en Instagram se han incrementado en más de un 30% por la creciente competencia para abrirse allí paso.

El gasto volcado en las redes sociales continuará echando brotes verdes durante la primavera después de protagonizar un fuerte brinco en el último trimestre de 20