Los precios publicitarios en Facebook y en Instagram se han incrementado en más de un 30% por la creciente competencia para abrirse allí paso.

El gasto volcado en las