La nueva normalidad ha provocado que los procesos habituales de evolución y transformación del mercado laboral se hayan acelerado bruscamente.

La nueva normalidad no sólo ha supuesto un revulsivo en los hábitos y rutinas de la sociedad, también ha provocado que los procesos habituales de evolución y transformación del mercado laboral se hayan acelerado bruscamente. La digitalización, que desde hacía unos años se había convertido en el motor del desarrollo de las empresas y organización, también ha sufrido un proceso de aceleración, que trae consigo la fuerte demanda de ciertos perfiles profesionales.

Acceder a estos perfiles y proceder a un reciclaje para llegar a ellos y sumarse al cambio puede resultar complicado. El abanico es amplio y a veces no sabemos qué perfiles se adecúan más a nuestra experiencia laboral o a nuestras necesidades formativas. En primer lugar, habría que especificar qué áreas experimentan la demanda de esos perfiles profesionales