Los hábitos de consumo a largo plazo se han interrumpido, acelerado o revertido durante la pandemia, pero no todos los comportamientos se van a quedar para siempre una vez que la sociedad pueda volver paulatinamente a la normalidad. Un nuevo informe del McKinsey Global Institute titulado ‘La recuperación de la demanda de los consumidores y los efectos duraderos de la COVID-19′ señala tres tendencias que han ll