Quienes se dedican al marketing tienen hoy una gran posibilidad en sus manos: utilizar los videojuegos como canales de contacto con los clientes. La premisa fundamental es aprovechar la característica lúdica del ser humano y su dimensión social. Entonces, ¿Cuáles son las claves del Advergaming en un momento de creciente desarrollo de los juegos on line y de la industria mobile?

Quien va a jugar está motivado, eso permite que las empresas se relacionen de un modo muy cercano, ya que, por ejemplo, la atención a la publicidad es mucho mayor. Un beneficio mutuo para el cliente y para la marca. Los juegos tienen la gran posibilidad de dejar ‘la marca impregnada en la retina’.

Para Raúl Drelichmanespecialista en el tema y miembro de la Comisión de Educación de AMDIA, las características a tener en cuenta al momento de diseñar un videojuego de esta clase es que sea interactivo, emocional, social, mensurable y trazable. “El marketing es un fenómeno social basado en la influencia que se pueda dar mediante la comunicación. Si el ser humano es lúdico, qué mejor que aprovechar esa condición”. Según estadísticas presentadas por Drelichman en el webinario “Advergaming, cómo hacer marketing jugando”, el ser humano recuerda el 60 % de lo que interactúa.

Y lejos de ser un divertimento sólo reservado a niños o adolescentes, advergaming es un canal de contacto que también incluye a los adultos. Drelichman sostiene que el promedio del jugador en Estados Unidos de videojuegos hoy es una persona de 37 años. Este dato, desmorona la idea de que sólo se pueden