En este último tiempo, algunas de las grandes empresas de la industria digital han renunciado a Flash. Google Chrome anunció que pausaría automáticamente el contenido flash, con el principal propósito de ahorrar batería en las laptop, y los usuarios podrían permitirlo si desearan visualizarlo.

Por otro lado Google anunció que convertirá todos los anuncios Flash en HTML5 de su red Adwords, dejando relegados aquellos que no sean convertibles. Muy posiblemente con el fin de mejorar la publicidad en dispositivos móviles.

Mozilla Firefox fue más radical, bloqueando directamente a Flash Player bajo la explicación de que podría ser peligroso para la seguridad del usuario, exponiendo los problemas de seguridad que se dieron a conocer recientemente por la compañía de seguridad en internet, Hacking Team, que publicó las vulnerabilidades del software. Entre las graves acusaciones, aseguraron que un atacante podría controlar la computadora de una víctima por el uso de Flash.

muerte de flash, marketing digital

Alex Stamos, jefe de seguridad de Facebook, fue aún más contundente y expresó en su