En su última edición la revista Forbes publica una extensa entrevista a David Marcus, el presidente de PayPal de 40 años y creador de PayPal Here. Y se dan datos actualizados sobre la compañía y el mercado de la llamada guerra de las billeteras móviles.

Gartner estima que los pagos móviles superarán los US$ 720.000 millones por año en 2017, mientras que el año pasado esa cifra fue de US$ 235.000 millones.

PayPal movilizó el equivalente a US$ 180.000 millones en 26 monedas a lo largo de 193 países el año pasado, y sus ingresos aumentaron un 20% hasta alcanzar los US$ 6.600 millones (41% del total de ingresos de eBay y el 36% de sus ganancias).

PayPal adquirida por eBay en 2002 por US$ 1.500 millones, un precio que todos consideraban exorbitante, hoy vale al menos la mitad de la capitalización de mercado de eBay de US$ 70.000 millones, y muchos creen que puede llegar a valer mucho más.

En 2013 se realizaron transacciones minoristas por un valor de US$ 15 billones, por lo que participar en la contienda de las billeteras móviles tendrá sus beneficios: el que se quede con las riendas de este nuevo ecosistema digital ganará miles de millones en comisiones, recolectará cantidades gigantescas de datos de consumidores y controlará el tipo de publicidad segmentada que tanto codician los comerciantes.

Al igual que las tarjetas de crédito, PayPal le cobra al vendedor una comisión de 3% de la transacción, pero sus fundadores descubrieron cómo generar una ganancia más jugosa en el relativamente poco rentable negocio del procesamiento de transacciones: que las personas financien los pagos con sus cuentas bancarias, lo que le ahorra a PayPal tener que remitir ese 3% a los bancos emisores de tarjetas de crédito. Hoy, ese vínculo directo con las cuentas bancarias es una ventaja que no tienen Amazon, Google