Algunos datos, a menudo escondidos en la avalancha de información producida por las redes sociales, ofrecen a las empresas una herramienta valiosa para mantenerse a la vangua