Con la evolución de las tecnologías, el marketing ingresa en una nueva era donde es posible personalizar las experiencias del consumidor en tiempo real y donde quiera que esté. Al menos eso es lo que sostienen Peter Dahlström, Director de las oficinas de Londres de la consultora  McKinsey y David Edelman, gerente de la sede de la compañía en Boston en una reciente publicación en el  sitio de la firma. Conocé las claves de la era del marketing “On-Demand”.

En este sentido, el marketing digital es el protagonista de un cambio radical de paradigma en el que las acciones dejan de ser unilaterales y pasan a ser respuesta a las demandas. Algunas de las razones de este cambio residen en la evolución de las tecnologías, el boom de las redes sociales y a la simbiosis que establecen con los usuarios tanto con los dispositivos como con los nuevos canales. En este punto es hora de replantear las acciones de marketing y en eso reside el gran desafío: asistir a los procesos y responder al deseo de cada uno de los consumidores.

De acuerdo con Dahlström y  Edelman, en los últimos años asistimos a una etapa donde la  adaptación ha sido clave y son muchas las empresas de todo tamaño que se animaron a ingresar en los nuevos medios de comunicación con el objetivo de generar experiencias positivas que sus clientes quieran compartir.  

Sin embargo, de acuerdo para estos especialistas esto es sólo el comienzo. “Los acontecimientos que empujan aún más experiencias de marketing incluyen el crecimiento de la conectividad móvil, nuevos espacios en línea creados a partir de HTML5, que se suman a los importantes avances en materia de “big data”. Pronto los consumidores podrán realizar búsquedas por imagen, voz y gestos y  podrán descubrir nuevas posibilidades que ofrecen los nuevos dispositivos”, afirman en el artículo.