Todos seguramente deseamos en algún momento poseer un control remoto que sirva para apagar la luz sin tener que levantarnos, o programar la calefacción de nuestra casa para que se encienda un rato antes de que lleguemos y nos reciba con el hogar calentito. El Internet de las cosas promete cumplir estos deseos y proveer muchas soluciones más que probablemente ni siquiera hayamos imaginado.

Desde recordatorios para tomar los medicamentos, hasta la prevención de accidentes y la regulación del tráfico, the Internet of Things es un fenómeno tecnológico que sin duda marcará un antes y un después en la manera en que concebimos el mundo.

The Internet of Things (IoT), traducido como el internet de las cosas, es un término que se utiliza para referirse a los objetos que se conectan a internet, también conocidos como smart objects, y que se interconectan entre sí, aportando soluciones tecnológicas a las personas y mejorando su calidad de vida. Tal es el impacto que podría causar the Internet of Things, que algunos ya definen este fenómeno como la tercera ola de transformación digital.

Según reveló un reciente estudio de Juniper Research, actualmente hay 13.400 millones de dispositivos conectados, es decir, más del doble que la población mundial; y se espera para el año 2020 más de 38 millones de dispositivos conectados, lo que significa