Enero inició con una importante novedad: Facebook modificará su estrategia publicitaria. A partir del 9 de abril, se eliminarán por completo las historias patrocinadas un hecho comunicado por Mark Zuckerberg que busca simplificar las opciones de publicidad en su plataforma. ¿Qué significa para la comunidad de marketing? Todas las claves sobre el tema.

La mayoría de las marcas se preocupan por conocer los gustos e intereses de sus clientes. A través de las historias patrocinadas, los usuarios y las empresas pueden conocer fácilmente las acciones de los contactos o amigos dentro de la red social. La sección noticias por su dinamismo no garantiza que los usuarios reciban todas las actualizaciones. 

La lógica de publicidad en “contexto social” de Facebook es simple: el usuario comenta con una página a través de su perfil, indica que le gusta una fotografía, da el okey a la asistencia de un evento de una marca, utiliza la aplicación de una empresa, entre otras, y de forma automática, esa interacción ingresa en las noticias de los “amigos”, que pueden verlas o no dependiendo de las preferencias del usuario. 

Con las historias patrocinadas se abrió una increíble posibilidad para las empresas que va más allá de las actualizaciones en las noticias. El usuario puede ver al costado de su muro (al lado de los anuncios), las interacciones de sus amigos con las marcas.  No sólo ello, sino que también tiene la opción de hacerse fan de la marca. Crear adherentes y viralizar el contenido. 

Los anunciantes tienen la posibilidad de utilizar los “me gusta” y los “check-in” en su favor: al crear la historia patrocinada utilizaban segmentación de público según el objetivo de la campaña, podían asignar distintos presupuestos, por citar ejemplos que se ex