Todas las páginas de Facebook desean que lo que publican tenga el mayor alcance posible. Sin embargo, la gente solo ve una cantidad limitada de contenido por día, sobre todo a medida que la competencia por el espacio aumenta.

En una reciente nota publicada en Techcrunch, el periodista especializado en tecnología Joshua Constine, sostiene que esta abundancia de contenidos y la falta de espacio obliga a Facebook a ponerse en el rol del “malo de la película”  y a filtrar publicaciones en un intento de mostrar los mensajes más relevantes (además de algunos anuncios). Sumado a esto, la compañía viene haciendo un importante trabajo a la hora de comunicar cómo y por qué filtra la mencionada sección.

Como resultado, fueron numerosas las compañías, personalidades y marcas que se mostraron disgustadas por la caída de su alcance. Muchos consideraron que hicieron un trabajo duro para atraer a la gente, pagaron anuncios porque la red social les dijo que era una buena inversión a largo plazo, dedicaron recursos y simplemente sintieron que estaban siendo estafados.

Facebook, por su parte, explica que un usuario medio tiene unos 1500 mensajes en su muro diariamente, por lo que, si alguien tiene muchos amigos y le gustan muchas páginas, esa cantidad podría dispararse a 15.000. Sin embargo, hay un número finito de horas en el día y la gente probablemente, solo lee una cantidad limitada de publicaciones.

Si cada amigo y perfil fueran tratados por igual, es natural y de hecho inevitable, que el porcentaje de seguidores que vean sus posts se reduzca con el tiempo. De hecho, un estudio realizado por EdgeRank Checker, empresa especializada en optimización de contenidos, muestra cómo va disminuyendo el alcance orgánico de las páginas de manera constante:

2/2012      =     16 %