Uno de los mayores retos que enfrentarán los anunciantes y medios este año será poder comunicarse con los consumidores y realizar transacciones eficazmente en un mundo sin cookies

A un año de que la población mundial inició su distanciamiento social debido a la pandemia de coronavirus (COVID-19), las empresas vieron en las plataformas digitales una gran oportunidad para mitigar los problemas para ofrecer sus productos y servicios ante el confinamiento.

Sin embargo, este incremento exponencial de digitalización trajo consigo otras preocupaciones para la población, como la protección de sus datos.