El uso de Big Data para el marketing es una práctica que se adapta mejor a la venta al consumidor final, o B2C (business to consumer, en inglés). Esta es una suposición que muchas empresas dedicadas al B2B (business to business) quieren desarmar pero informes recientes descubrieron que muchas de las personas dedicadas al marketing B2B todavía no encontraron la forma de utilizarlo eficazmente.

Es cierto que los temores sobre la validez, la calidad y la naturaleza dispar de sus datos son razones legítimas por las que pueden ser