Los millenials y la Gen-Z son los más propensos a cambiar su fidelidad por nuevas marcas encontradas durante el confinamiento.

Un reciente estudio de eMarketer, empresa especializada en investigación sobre tendencias de marketing digital, ha revelado algunos datos impactantes sobre cómo el confinamiento ha cambiado la relación entre marcas y consumidores. La principal consecuencia apunta a una tendencia de pérdida de fidelización por las marcas habituales en favor de apuestas por nuevas marcas. La respuesta a este cambio tiene que ver con el nuevo escenario del mercado, dominado por los canales digitales.

El estudio de eMarketer, centrado en el mercado británico, expone la creciente necesidad para las empresas, en especial minoristas y pymes, de poner todos sus esfuerzos en una digitalización eficaz y en un mayor trabajo de la fidelización a través de estos canales. El aumento del e-commerce y el alza del entorno online para transacciones de todo tipo ha dado la oportunidad a los consumidores de fijarse en nuevas marcas, ya que han estado mucho más expuestos a explorar nuevas posibilidades. Esta tendencia se observa especialmente entre millennials y Gen-Z, aunque otros segmentos de edad también han cambiado su manera de comprar. Ahora, los consumidores se encuentran en una situación favorable a fidelizarse con las nuevas marcas que han satisfecho sus necesidades durante el confinamiento.

Rachelle Denton, directora de estrategia creativa y cofundadora del especialista en datos y creatividad The Storm Collective , afirma que “muchos millennials y Gen Z han hablado de haber cambiado de marca en algún momento, por una variedad de razones (…). La mayoría de las personas, alrededor del 42%, dijeron que se quedarían con las marcas que encontraron recientemente “.

eMarketer ha puesto de manifiesto algunas de las estrategias más eficaces que han tomado ciertas empresas para combatir los riesgos y dificultades de los últimos meses. Especialmente se enfoca en el sector de los supermercados, uno de los grandes protagonistas para la economía durante la pandemia. Marcas como Tesco