Durante 2011 la industria de las compras colectivas en Argentina vendió cerca de 400 millones de pesos. Para 2012 se estima que la cifra llegará a los 800 millones. El ritmo del negoció comenzó a crecer desde el desembarco de Groupon en 2010, jugador que avivó la competencia, pues ya son más de 40 los sitios de cupones que todos los días se esfuerzan por llevar las mejores ofertas a sus usuarios.

Lo que tiene de particular el negocio de las compras colectivas es que acercó al e-commerce  mucha gente que antes no compraba por Internet (hoy los usuarios registrados en todos los sitios superan los 4 millones). El hecho de tener ofertas a 15 pesos hace que el usuario pierda el temor a la compra online y quiera probar el sistema. Cuando la experiencia es positiva vuelve a comprar y lo recomienda a sus conocidos, quienes tal vez tampoco hayan hecho antes una compra online.

Casi todas las semanas surge un sitio de cupones nuevo. La realidad es que los costos de ingreso son muy bajos: por 50 USD una empresa puede comprar un clon de Groupon en India y tener su plataforma de cupones desplegada con poca inversión. Esto, más una fuerza de ventas y soporte que responda ante el negocio, conforman el esqueleto de un daily deal.

Lo que importa son las ofertas

A fines de 2011 Cupoint, un agrupador y recomendador de descuentos diarios, realizó una encuesta a consumidores de cupones de Buenos Aires y concluyó que pese a la gran cantidad de ofertas diarias que se realizan (600 por semana sólo en esta ciudad), el mercado demostró que está lejos de saturarse: los usuarios quieren cada vez más y mejores cupones.