Todo indica que Twitter y Facebook amenazan con destronar al gigante Google con sus nuevos modelos de publicidad. Al menos eso es lo que adelanta el periodista Josh Costine de TechCrunch en un reciente artículo.