La marca de Snacks Frito-Lay está desarrollando un nuevo sabor de papas fritas. Hace algunos años esto habría implicado una serie acciones incluyendo grupos de discusión, investigación y análisis de tendencias. Sin embargo, en los tiempos que corren las acciones son distintas.

La marca lanzó una página de Facebook que incluye una aplicación que les permite a los visitantes registrar sus preferencias a través de un “Me gustaría comer eso”. Hasta el momento, los resultados muestran, por ejemplo, que el sabor a anillos de cebolla es muy popular en California y Ohio, mientras que la opción “churros” es un éxito en Nueva York.

“Es una nueva forma de realizar investigaciones acerca de  los consumidores“, explica Ann Mukherjee, directora de marketing de Frito-Lay North America. Y es que empresas como Wal-Mart y Samuel Adams están convirtiendo a estos medios  en extensiones de los departamentos de investigación de mercado.

No por casualidad, Wal-Mart adquirió la compañía de medios sociales Kosmix el año pasado por 300 millones de dólares, principalmente debido a la capacidad de Kosmix para extraer tendencias de conversaciones en medios sociales.

La unidad, que ahora se llama @WalmartLabs, examina los mensajes de Twitter, Facebook para ayudar a Wal-Mart a refinar lo que vende. Su tecnología puede identificar el contexto de las palabras, distinguiendo por ejemplo a “Salt”, la película de Angelina Jolie, de la sal como condimento. A través de este sistema, se establecen las líneas de base para lo que es un nivel normal de rumor y cuando algo gusta mucho o muy poco.

“Hay montañas y montañas de datos que se crean en los medios de comunicación social”, dijo Ravi Raj, vicepresidente de productos para WalmartLabs, y agregó que la empresa utiliza este tipo de datos para decidir qué productos lleva a dónde.

Los marketineros tratan de encontr