La industria del marketing, a través de la Alianza de Publicidad Digital (DAA por sus siglas en inglés), planea presentar una solución para que los usuarios puedan optar si quieren que su navegador recopile sus datos de los sitios web que visitan o no.

La solución, llamada por la DAA “elección de navegador”, se pondrá en marcha en las próximas semanas y de esa manera se cumplirá con una promesa que la industria del marketing le hizo a la Comisión Federal de Comercio de USA: “trabajar para ofrecerle a los usuarios mas herramientas para elegir sus preferencias en los navegadores en virtud de los principios de la DAA”.

El problema es que las soluciones que se debatieron eran demasiado draconianas para que la industria del marketing las apoye. O bien la función estaba activada de manera predeterminada (como en Microsoft), o tenía demasiado alcance.

“Para que internet funcione, todavía tiene que haber cierta recopilación de datos”, dijo Stu Ingis, representante de la DAA. El producto final incluirá algunas características que les permitirá a los usuarios optar por la publicidad online dirigida haciendo click en un ícono azul que aparece en los anuncios.

Por otro lado, la semana pasada, el World Wide Web Consortium (W3C) dio a conocer un borrador de “Do Not Track” con especificaciones técnicas sobre cómo un navegador enviará una señal a un sitio web desde el cual el usuario no desea que recopilen sus datos.

Wendy Seltzer, quien dirige los grupos de tecnología y sociedad de W3C, calificó el borrador como un “paso concreto” hacia la finalización de la norma.