Desde hace unas semanas, y relacionado con el nuevo impulso que tomó la “publicidad nativa” (o native advertising), está circulando por la web una serie de estadísticas sobre lo ínfima que es la efectividad de los banners digitales de conseguir clicks. Y las comparaciones ciertamente no dejan bien parada a esta herramienta digital. Algunos ejemplos que SolveMedia, la agencia de publicidad que realizó el estudio, nos muestra son:

Hay 31.25 más posibilidades de que ganes un premio en la lotería, a que clickees un banner. Tendrías 87.8 más posibilidades de aplicar y  entrar a Harvard. Y, quizás las más impresionantes: son 279.64 veces mayores las posibilidades de escalar el Everest y llegar a la cima, y 475,28 mayores las de sobrevivir a un accidente de avión. 

Pero, más allá de lo interesante de estas estadísticas, ¿qué significa esto para el ecosistema de la publicidad digital?

Seguramente, si algún Gerente acaba de conocer estas cifras, debe haber ido corriendo con su equipo para quitar todo el presupuesto de publicidad en banners. De todos modos, y a pesar de las críticas a su eficiencia para conseguir clicks, siguen siendo una herramienta a tener en cuenta en una estrategia digital integral. Con una buena creatividad y pensando al máximo la segmentación, son elementos útiles para cualquier campaña de branding. Sobre todo si sumamos a eso la posibilidad del retargeting. Además, su bajo costo relativo en base a los avisos de pago-por-click, los hacen muy competitivos.