Los datos son los nuevos dueños de la publicidad. Tanto es así que hoy las agencias no dudan en contarlo y hasta lo expresan en sus descripciones cuando se definen como data driven. Ser una compañía que es impulsada por la data se volvió esencial, tanto para quienes están del lado creativo como para los clientes. La economía 4.0 obliga a reconvertirse, y no hay área que haya quedado al margen de semejante movimiento. ¿Estamos ante el fin de una era?

¿Se puede guiar el diseño de las campañas basándose en datos? Desde Beso, la nueva agencia fundada por José “Pepe” Beker y Federico Isuani, que acaba de aterrizar en la Argentina desde donde proyecta una expansión región, aseguran que esta nueva modalidad de trabajo “se trata de lograr una interpretación del consumidor desde la mirada de los datos para generar ideas creativas y estrategias de negocio centradas en los consumidores”.

Es que en los últimos años el cliente pasó a ser el rey. Aquello de que el cliente siempre tiene la razón hoy es mucho más que eso: no