Una de las tendencias más populares en la actualidad para las organizaciones líderes es la de evolucionar hacia el universo ‘data–driven’, es decir, que sus modelos de toma de decisiones dejen de estar basados en las capacidades de lectura del contexto de los líderes, para orientarse desde lo puntual que dictan los datos.

De acuerdo con un estudio de Bloomberg Businessweek Research Services, el 97% de las organizaciones en el mundo ha incluido dentro de alguna de sus áreas el análisis de datos; sin embargo, una cosa es integrar datos como fuente y otra es considerarlos como base de la estrategia.