El auge del marketing digital tiene como una de sus principales causas y éxito la forma en la que se consume la información hoy día; pero precisamente en ese punto también incide la normativa que lo regula, por lo que en la práctica se han de conjugar bien ambos aspectos para lograr un adecuado equilibrio.

 

Vivimos permanentemente conectados a servicios de Internet para relacionarnos en los entornos de trabajo, familiares, de amistad, y hasta para lo que surja, a través de nuestros smartphones, tablets, ordenadores, relojes o whereables. Y es que el tándem tecnología –marketing digital es, además, un motor económico importantísimo para nuestra economía.

 

Gracias a este equipo inseparable, las campañas de los anunciantes pueden ser mucho más precisas, ahorrando gran cantidad de recursos en las campañas generalistas ya que se pueden dirigir a