Por Freddy Rosales (gentileza adlatina.com)

En las amplias instalaciones del hotel Mandalay se pudo tomar contacto con los profesionales y proveedores que representan un enfoque analítico, cuantitativo, del marketing. La conferencia inaugural de la acting president & ceo de la DMA, Linda Woolley, confirmó esto al fijar la misión de la DMA. Las prioridades absolutas que ella postula son, primero, la lucha contra las crecientes limitaciones legales al uso de datos personales para un tratamiento más individual y diferenciado de los clientes; segundo, desarrollar en los profesionales del marketing las habilidades necesarias para dominar y explotar la catarata de datos, alimentada por internet, que se conoce como “big data”.

En su discurso de bienvenida, Woolley afirmó que “la realización de la promesa de big data requiere big innovation, big creativity y big responsibility”.

No obstante esta focalización expresada por su máxima dirigente, los ponentes de las cinco conferencias plenarias (keynotes) y de las 94 sesiones de nueve diferentes canales temáticos (tracks) ofrecidas durante los tres días centrales –del lunes 15 al miércoles 17-, a los más de 5.000 asistentes, cubrieron también otros temas, destacándose entre ellos los móviles, las redes sociales (ambos relacionados con el fenómeno “big data”, y cada vez más relacionados entre sí), la investigación y aplicación de los procesos psicológicos profundos que determinan la conducta de los consumidores, y la convergencia entre el desarrollo de marcas y la obtención de comportamientos.

Lo resume Fernando Peydro, presidente de AMDIA (Asociación de Marketing Directo e Interactivo de Argentina), que asistió a ambos eventos (Cannes y la DMA) en 2012: “Busco en Cannes la magia creativa en acción y en la DMA lo que la hace posible y mide sus resultados”.

Sin embargo, también la creatividad tiene en la DMA una expresión destacada: los Echo Awards (