Twitter los impulsó y las demás redes tuvieron que amoldarse por el éxito que representaron. No casualmente. Son centrales en la estrategia digital y han logrado acaparar numerosas experiencias positivas de usuarios. La pregunta es, entonces, ¿una estrategia de social media marketing debería utilizar hashtags en todos los casos?

Empecemos por definir lo que es un hashtag: se trata de una etiqueta utilizada para agrupar temas en una red social. Una palabra precedida por el símbolo #. Dependiendo de este uso, la etiqueta puede viralizar una campaña, remitir a una marca o no. Su éxito comenzó en Twitter y luego Facebook replicó la iniciativa. Aunque según un nuevo estudio de la firma Edgerank, la incorporación de esta funcionalidad en Facebook no fue del todo positiva.

La principal diferencia radica en que si los “tuiteros” los utilizan con devoción, los usuarios de Facebook se burlan de ellos y no los aprovechan.  Mismos hashtag, diferentes resultados. Al menos, eso supone un interesante artículo publicado en el blog de Pr Newswire.

Otra diferencia central es que en Twitter por lo general se utilizan las etiquetas para categorizar el contenido del que se habla. Un ejemplo sería la utilización de #cloud, que contendría tweets referidos al cloud computing. Veamos un ejemplo:

Los usuarios de Twitter están acostumbrados a utilizar los hashtags de una manera más “di