La fragmentación de dispositivos es un gran problema para los proveedores de contenido y los anunciantes de acuerdo con una reciente nota publicada en el sitio de