Ahora que gracias a la identidad digital ya hemos superado el shock inicial y han pasado los titulares sobre el fin del mundo en nuestro sector, puede dar comienzo la conversación en la industria. El reto de no poder contar con cookies de terceros no es nuevo, se llevó a cabo por Apple Safari hace un tiempo, pero se trata de un territorio aún desconocido para muchos actores del sector.

¿Cómo va a ser posible decir que se hace un buen trabajo de direccionamiento y entrega, basándonos en la promesa del marketing de “hacer llegar el mensaje correcto en el momento exacto a la persona adecuada”, cuando se desconoce aproximadamente el 30% del tráfico de la audiencia? Ya que Safari y Firefox ya están bloqueando las cookies. Y sí, además Google decidió en marzo posponer futuros cambios en Chrome, el navegador más utilizado del mundo, en respuesta a la crisis de la Covid-19. Es por todo esto que se plantea ahora la p