El público de video on line crece cada día  más. No sólo aumenta en número, sino que se multiplica la cantidad de tiempo que los usuarios están frente a una pantalla. En ese escenario, el mercado publicitario ve con buenos ojos el surgimiento de un ecosistema que le permita potenciar sus capacidades.

En un reciente estudio de eMarketer, una proyección indica que en 2014 casi tres cuartas partes de los usuarios de Internet estadounidenses verán videos en línea al menos una vez al mes. Junto con el aumento de audiencia, la inversión en video publicidad -tanto de dispositivos de escritorio como móviles- pasará de $ 2,93 mil millones en 2012 a $ 8,04 mil millones en 2016.

Uno de los factores a tener en cuenta en los años que vienen, es la rotación de edades de quienes ven videos en Internet. Pese a que hace unos años atrás se pensaba que sólo alcanzaba a un rango de  14 a 24 años, la tendencia se ha balanceado a favor de los mayores. Según eMarketer, buena parte de los 178 millones de espectadores de vídeo digital para el año 2013 estarán en un rango de 25 a 34 años. Y alrededor del 50% de estos espectadores estará en un rango de edades que va de 25 a 54 años.

¿Qué le depara entonces a la publicidad en video?