Nos encontramos ante un escenario totalmente nuevo. La expansión a nivel mundial del COVID-19 ha hecho que durante estas últimas semanas nos tengamos que enfrentar a una situación sin precedentes. La propagación del nuevo coronavirus está obligando a la reinvención de los negocios: la conectividad digital y la apuesta por las nuevas tecnologías están a la orden del día.

El teletrabajo se ha instaurado en miles de empresas y estas deberían aprovecharse de las nuevas tecnologías para lograr llegar a un mayor número de consumidores que siguen viviendo conectados.

Ofrecer valor humano

Según Forbes, más del 38% de las empresas han visto reducida la demanda de servicios y productos por parte de clientes en estas últimas semanas. Aun así, muchas de ellas están trabajando a marchas forzadas y ofreciendo aportaciones de cualquier tipo para paliar esta pandemia, ya sea a nivel profesional como personal y sanitario, dejando por el momento apartado el core business.

Grandes empresas, de manera desinteresada, apoyan dicha situación, como es el caso de Carrefour, que ha donado ropa de cama para hospitales; Inditex, que está confeccionando batas para personal sanitarios y a su vez ha enviado material de protección a los hospitales; Seat, que está fabricando respiradores en su planta de Mar