El impacto económico y social que está provocando la pandemia del COVID-19 es grande: locales cerrados, problemas para pagar salarios, y un futuro que se plantea complejo. La incertidumbre económica es grande más cuando no se avizora un final cercano.

Sin embargo, hay actividades que hoy funcionan como algunos comercios de cercanías así como las entregas a domicilio. Muchas de estas ventas se realizan ahora