La pérdida global estimada de ingresos por culpa de anuncios bloqueados ha sido de 21.8 billones de dólares durante el 2015. Para el 2016 prácticamente se duplicará (US$41.4 billones).

Estos datos surgen de un estudio publicado como 2015 Ad Blocking Report que se realizó este año en Estados Unidos y Europa por PageFair y Adobe, y que nos debe hacer reflexionar a quienes estamos en este sector.

Se conoce como ad blocking a las extensiones que se instalan en los navegadores y aplicaciones mobile que actúan como un firewall entre el navegador y el ad serverce. La base de datos de ad serverce es alimentada por una gran y activa comunidad open source. Estas extensionas bloquean automáticamente la publicidad en todos los sitios y son efectivas contra casi todos los formatos display, y a su vez agilizan la velocidad de carga de las páginas.

Mensajes despersonalizados: principal causante de ad blocking

El 50% de las personas que aún no utilizan aplicaciones ad blocking aseguran que empezarían a utilizarlas “si siento que mi información personal está siendo mal utilizada para personalizar los anuncios