Los profesionales del marketing se han dado cuenta de que las aplicaciones móviles se están convirtiendo en un canal cada vez más importante para llegar a los consumidores. Muestra de ello se encuentra en los presupuestos de marketing destinados al canal móvil, cada vez mayores. El año pasado, las empresas de todo el mundo gastaron 223.000 millones de dólares en publicidad móvil, y se espera que esta cifra supere los 339.000 millones de dólares en 2023.

 

Esta tendencia muestra una pronunciada transformación en la forma en que las marcas se relacionan con los clientes, que ha sido impulsada por el auge de la economía basada en aplicaciones. Lamentablemente, aunque la actividad de